Ayudar a los adultos mayores a manejar los acontecimientos trascendentales de la vida

Compartir:

Los acontecimientos trascendentales de la vida, como la muerte de un ser querido, los problemas de salud recientemente diagnosticados y la pérdida de empleo pueden suceder a cualquier edad. Sin embargo, a medida que las personas envejecen, estos acontecimientos se vuelven más comunes. El duelo es una respuesta normal y saludable a una pérdida, pero con el tiempo, puede volverse una carga para la salud emocional y mental e, incluso, podría provocar depresión. Si usted es un cuidador o si pasa tiempo con un adulto mayor, obtenga información sobre cómo ayudar a su ser querido a sobrellevar una pérdida.

Obtenga información sobre el proceso de duelo

Lea “El duelo: Enfrentar la enfermedad, la muerte y otras pérdidas” para obtener información sobre los síntomas físicos y emocionales comunes del duelo. Es importante recordar que no hay una forma “adecuada” para hacer el duelo. Todas las personas son diferentes, y cada pérdida es diferente. Bríndele a su ser querido el tiempo y el espacio para hacer el duelo a su manera.

Escuche

Lo más importante que usted puede hacer es escuchar. Es posible que no sepa qué decir para consolar a su ser querido. Eso está bien. Su ser querido podría simplemente necesitar a alguien para hablar sobre sus sentimientos. Si está nervioso o incómodo, intente recordar los siguientes consejos:

  • Si su ser querido está haciendo el duelo por la muerte de un amigo o de un familiar, no tema hablar de la persona que murió. Esto puede ayudar a su ser querido a sentirse menos solo en la pérdida.
  • Intente evitar decir cosas como “sé cómo te sientes” o “todo es para bien”. Esto minimiza los sentimientos de su ser querido y puede hacer que se retraiga. Recuerde: dado que el proceso de duelo es diferente para cada persona, probablemente no sepa cómo se está sintiendo su ser querido. En su lugar, diga cosas como “sé que esto debe ser difícil” o “no tienes que ser fuerte” para ayudar a su ser querido a expresar sus sentimientos.
  • A veces, es suficiente el solo hecho de sentarse con la persona. Es posible que su ser querido no quiera hablar, pero que tampoco quiera estar solo. Está bien pasar tiempo juntos sin hablar.

Ofrezca su ayuda

Los sentimientos de duelo y de pérdida pueden ser abrumadores, y es posible que incluso las pequeñas tareas parezcan agotadoras. No espere a que su ser querido le pida ayuda. En su lugar, ofrezca preparar la cena, hacer algunas compras, buscar una receta médica, o hacer algunas de las tareas del hogar. Es más probable que su ser querido acepte su ayuda si le hace una oferta específica, en lugar de decirle “dime si necesitas ayuda”.

Obtenga información sobre los signos de advertencia de la depresión

Los síntomas del duelo y los síntomas de la depresión son bastante similares. Si bien es normal que una persona se sienta triste después de una pérdida, los sentimientos asociados con el duelo deberían ser temporales. Su ser querido podría estar deprimido si:

  • No comienza a sentirse mejor con el transcurso del tiempo.
  • Sus emociones comienzan a entrometerse las tareas diarias y rutinarias.
  • Ya no siente placer en la realización de sus actividades preferidas.
  • Menciona o tiene pensamientos suicidas.

Si usted observa cualquiera de estos signos, hable con el médico de familia de su ser querido. El médico puede ayudarlo a tratar la depresión, de modo que su ser querido pueda comenzar a sentirse mejor.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 02/12

Compartir: