Opciones de alojamiento para personas de la tercera edad

Compartir:

¿Qué es una comunidad de viviendas para personas de la tercera edad?

Una comunidad de viviendas para personas de la tercera edad es un lugar en donde viven adultos mayores. Existen muchos tipos diferentes de comunidades de viviendas para personas de la tercera edad. Cada una de estas brinda servicios diferentes. Los servicios se basan en el estilo de vida y las necesidades de atención de la salud de los residentes. A continuación, se presentan algunas opciones de viviendas para personas de la tercera edad.

Comunidades para adultos activos  

Las comunidades para adultos activos son vecindarios que pueden incluir hogares unifamiliares, departamentos, condominios, casas en serie o casas rodantes. Únicamente los adultos de 55 años o más pueden comprar una casa en una comunidad para adultos activos. Los residentes son totalmente independientes. Pueden cuidarse a sí mismos y administrar sus casas. Muchas de estas comunidades ofrecen una gama de actividades sociales, recreativas y educativas.

Una comunidad para adultos activos podría ser adecuada para un adulto mayor activo e independiente que prefiere ser dueño de su propia casa. Los residentes de estas comunidades no tienen problemas para vivir por su cuenta. Desean estar cerca de otros adultos mayores y disfrutan de participar en actividades recreativas o sociales.

Residencias de vivienda asistida

Las residencias de vivienda asistida son similares a las comunidades de vivienda independiente. Sin embargo, también brindan servicios de cuidado personal para residentes que necesitan ayuda para realizar tareas diarias. Muchas de estas residencias también incluyen unidades especiales para personas que tienen demencia en etapa inicial a intermedia.

Una residencia de vivienda asistida podría ser adecuada para un adulto mayor que es un tanto activo, pero que necesita ayuda para realizar tareas diarias, como bañarse, tomar medicamentos y vestirse.

Hogares para ancianos

A los hogares para ancianos también se los llama centros especializados de enfermería o centros de cuidados extendidos. Son residencias para adultos que no necesitan estar en el hospital, pero que aun así requieren de atención médica. Los adultos que viven en hogares para ancianos tienen acceso a atención por parte del personal de enfermería u otro personal profesional las 24 horas del día. Esto incluye servicios de atención médica, de comidas y de cuidado personal. Algunos residentes de hogares para ancianos pueden mudarse a un tipo distinto de comunidad de viviendas para personas de la tercera edad si su estado médico mejora.

Un hogar para ancianos podría ser adecuado para un adulto mayor que necesita atención las 24 horas de parte del personal de enfermería u otros profesionales médicos (por ejemplo, un paciente con demencia en etapa avanzada). Este tipo de atención, generalmente, no puede ser brindada en su casa ni en ninguno de los otros centros de vivienda para personas de la tercera edad. Algunos servicios de hogares para ancianos son cubiertos por Medicare y/o Medicaid.

Comunidades para jubilados con cuidado continuo  

Las comunidades para jubilados con cuidado continuo incluyen diferentes residencias en un gran predio. En función de sus necesidades, los residentes pueden elegir los servicios de vivienda independiente, de vivienda asistida o de hogar para ancianos. A medida que sus necesidades cambian con el tiempo, los adultos mayores de estas comunidades pueden mudarse a una residencia que brinde más asistencia o atención médica. No es necesario que se muden a una nueva comunidad.

Una comunidad para jubilados con cuidado continuo podría ser adecuada para un adulto mayor que desea planear su futuro antes de que necesite algún tipo de asistencia o atención médica. Esta es la opción más costosa de todas las opciones de vivienda para las personas de la tercera edad. Los residentes deben poder costear en el presente la firma de un contrato y el pago de servicios que se usarán en una fecha futura. Estas comunidades permiten a un adulto mayor vivir en un mismo lugar durante el resto de su vida.

¿Por qué las personas eligen vivir en comunidades de viviendas para personas de la tercera edad?

Las personas eligen mudarse a comunidades de viviendas para personas de la tercera edad por diferentes motivos. Por ejemplo, algunas se mudan porque se sienten solitarias y quieren estar cerca de otros adultos mayores. En algunos casos, un adulto mayor no puede encargarse de su casa, o necesita ayuda para realizar las tareas diarias. Algunas personas se mudan porque los miembros de su familia no pueden brindarles un entorno seguro ni atención médica adecuada.

Sin importar cuál sea el motivo, la elección de mudarse a una comunidad de viviendas para personas de la tercera edad puede ser una decisión difícil de tomar. Es normal que esta transición haga surgir emociones tanto para el adulto mayor como para los miembros de su familia.

¿Cómo elijo una comunidad de viviendas para personas de la tercera edad?

Esta es una decisión que debe tomar con los miembros de su familia. Sin embargo, si un adulto mayor no puede participar en la discusión (por ejemplo, si tiene demencia), es posible que los miembros de su familia y sus cuidadores tengan que tomar la decisión.

Los siguientes pasos pueden ayudarlo a elegir una comunidad que se adecúe a sus necesidades y a su situación económica:

  1. Asegúrese de tener un registro realista y preciso de su situación económica. Asegúrese de tomar en cuenta la situación económica de aquellos miembros de su familia que colaborarán.
  2. Tome en cuenta todas sus necesidades físicas, médicas y emocionales. Decida cuál comunidad de viviendas para personas de la tercera edad cubre estas necesidades.
  3. Busque residencias en su área visitando el Eldercare Locator (Localizador Eldercare).
  4. Programe una visita con residentes locales. Durante la visita, utilice la Lista de control para recorrer las residencias para personas de la tercera edad para ayudarlo a evaluar la residencia.
  5. Lea detalladamente los contratos de alojamiento.

Después de completar este proceso, analice todas sus opciones con los miembros de su familia para elegir una residencia que sea apropiada para usted.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Compartir: