Asma | Preguntas que debe realizar cuando el asma no mejora

Compartir:

No parece que el asma esté mejorando. ¿Qué puedo hacer?

A veces, a pesar de los esfuerzos para tratar el asma, termina regresando al consultorio del médico o a la sala de emergencias, con respiración sibilante y tos. No se desaliente. Al hacer las siguientes preguntas, usted y su médico pueden empezar a determinar qué sucede.

1: ¿Es algo que se encuentra en mi entorno?

Muchas personas que tienen asma son alérgicas a algo que se encuentra en el entorno (en el hogar, el trabajo o la escuela). Eliminar las cosas a las que usted es alérgico puede ayudar a que el medicamento para el asma actúe mejor.

Los desencadenantes comunes de un ataque de asma son los ácaros del polvo, la caspa de las mascotas, las cucarachas, el moho y el polen. Otros desencadenantes incluyen la infección viral (como un resfriado), el humo de tabaco, determinados contaminantes, el ejercicio y el aire frío y seco. Su médico puede usar análisis de la piel o de sangre para determinar qué desencadenantes ambientales provocan el asma.

Evitar los desencadenantes puede hacer que los síntomas del asma mejoren y que los pulmones funcionen mejor. Incluso podría reducir la cantidad de medicamentos que debe tomar. Hable con su médico sobre las maneras de eliminar los desencadenantes del entorno.

2: ¿Es algo que se encuentra en mi lugar de trabajo?

Algunos adultos que tienen asma son sensibles a algo que se encuentra en el lugar de trabajo. Podría sospechar que algo que se encuentra en el trabajo provoca la exacerbación de asma si alguno de sus compañeros de trabajo también tiene síntomas del asma. Otro indicio es si los síntomas del asma mejoran durante los fines de semana o las vacaciones. Su médico puede ayudarlo a determinar si algo que se encuentra en el trabajo desencadena los síntomas. Cuando determine cuál es el desencadenante, puede intentar mantenerse alejado de él.

3: ¿Es debido a que no tomo los medicamentos de manera adecuada?

Para que su medicamento actúe, debe tomarlo exactamente como se lo indique su médico. Muchas personas que tienen asma no siguen las indicaciones de su médico sobre cómo tomar su medicamento. Tomar su medicamento según lo recete su médico puede ayudar a prevenir viajes al hospital e, incluso, la muerte por asma.

4: ¿Es debido a que no uso el inhalador de manera adecuada?

Es posible que los inhaladores de asma no siempre se usen en forma correcta. En consecuencia, a muchas personas no les llega suficiente cantidad de medicamento a los pulmones.

Un dispositivo simple que se llama espaciador ayuda a que llegue más medicamento a los pulmones, cuando sea necesario. Pregunte a su médico sobre usar un espaciador y pídale que le muestre cómo usarlo de manera adecuada.

5: ¿Necesito cambiar los medicamentos?

Hay muchos medicamentos disponibles para ayudar a tratar los síntomas del asma. Si los medicamentos que toma actualmente no parecen ayudar, otros medicamentos podrían actuar mejor. Muchas personas que tienen asma necesitan tomar, al menos, un medicamento preventivo (o "de control") todos los días para evitar que los pulmones se inflamen, e inhalar un medicamento de alivio rápido (o "de rescate") si el medicamento preventivo no elimina los síntomas por completo.

Si el asma está relacionada con las alergias, las inyecciones antialérgicas (que también se llaman inmunoterapia) podrían ayudarlo. Pregunte a su médico sobre este tratamiento.

6: ¿Es debido a que no sé demasiado sobre el asma?

Es muy importante obtener información sobre cómo manejar el asma. Hable sobre el asma con su médico. Hágale preguntas si no entiende algo. Su médico puede ayudarlo a aprender a controlar los síntomas del asma.

7: ¿Es debido a que no sé cuán grave es el asma?

Es difícil de creer, pero la mayoría de las personas que tienen asma no saben cuán grave es realmente el asma.

Un medidor de flujo máximo (un tubo de plástico en el que sopla varias veces al día) puede ayudarlo. Muestra cuán bien funcionan los pulmones midiendo la cantidad de aire que puede expulsar con rapidez de los pulmones. Llevar un registro de esta medición en el hogar puede decirle cuándo es posible que deba tomar un medicamento adicional o llamar a su médico. Su médico puede enseñarle a usar un medidor de flujo máximo y explicarle qué significan los resultados.

8: ¿Es asma realmente?

Otras enfermedades pueden actuar como el asma. Si los tratamientos para el asma no lo han ayudado, quizás no tenga asma. Es posible que su médico desee hacer otros exámenes o pruebas para estar seguro.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/11
Creado: 09/03

Compartir: