Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD) | Descripción general

Compartir:

¿Qué es el ADHD?

El trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) es el nombre de un grupo de conductas que se presentan en muchos niños y adultos. Las personas que tienen ADHD tienen problemas para prestar atención en la escuela, en el hogar y en el trabajo. Aun cuando intentan concentrarse, les resulta difícil prestar atención. Es posible que los niños sean mucho más activos y/o impulsivos que lo habitual para su edad. Estas conductas contribuyen a la aparición de problemas significativos en las relaciones, el aprendizaje y la conducta. Por este motivo, a veces, los niños que tienen ADHD son vistos como "difíciles" o con problemas de conducta.

A las personas que tienen ADHD les resulta difícil organizar las cosas, escuchar las instrucciones, recordar detalles y controlar su conducta. En consecuencia, las personas que tienen ADHD suelen tener problemas para llevarse bien con otras personas en el hogar, en la escuela o en el trabajo.

Hay mucha información sobre el ADHD en las noticias. Por lo general, las noticias tratan sobre el ADHD en los niños. A diferencia de la información que se posee sobre el ADHD en los niños, no se cuenta con demasiada información sobre la manera en la que el ADHD afecta a los adultos. A menudo, los adultos que tienen ADHD reciben el diagnóstico cuando averiguan que sus hijos tienen ADHD. Es posible que este problema se transmita de padres a hijos.

El ADHD es más común en los varones que en las niñas. Es posible que le sea más familiar el término trastorno por déficit de atención (ADD). El nombre de este trastorno fue cambiado en 1994 por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA, por sus siglas en inglés).

¿Superará mi hijo el ADHD?

Solíamos pensar que los niños "superarían" el ADHD. Ahora sabemos que esto no es cierto para la mayoría de los niños. Los síntomas del ADHD a menudo mejoran a medida que los niños crecen y aprenden a adaptarse. Por lo general, la hiperactividad cesa en los últimos años de la adolescencia. Pero alrededor de la mitad de los niños que tienen ADHD continúan distrayéndose con facilidad, tienen cambios en el estado de ánimo, tienen mal carácter y no pueden completar tareas. Los niños que tienen padres afectuosos y los apoyan, y que trabajan en conjunto con el personal de la escuela, los trabajadores de la salud mental y su médico tienen las mejores probabilidades de convertirse en adultos bien adaptados.

Fuente

Adult ADHD: Evaluation and Treatment in Family Medicine by HR Searight, Ph.D., JM Burke, Pharm.D. and F Rottnek, M.D. (American Family Physician noviembre 01, 2000, http://www.aafp.org/afp/20001101/2077.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 04/97

Compartir: