Enfermedad pulmonar obstructiva crónica | Espirometría

Compartir:

¿Qué es la espirometría?

La espirometría es una prueba que los médicos utilizan para medir qué tan bien funcionan sus pulmones. El médico utiliza los resultados de la prueba de la espirometría para ayudar a determinar si padece la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD) y qué tan grave es. La espirometría es un tipo de prueba de la “función pulmonar” que se puede hacer en la clínica del médico.

¿Cómo funciona la prueba?

Durante una prueba de espirometría, una máquina llamada espirómetro mide la cantidad de aire que puede soplar con sus pulmones. Las personas que padecen la enfermedad pulmonar obstructiva crónica u otros problemas pulmonares no pueden soplar tanto aire de manera tan rápida como las personas que no tienen la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

¿Cómo se realiza la prueba?

Primero, es probable que el médico o alguien del personal de la clínica le pidan que use una pinza para la nariz. Esto garantiza que usted está respirando todo el aire por la boca. Después colocará un tubo plástico en su boca. Este tubo está conectado al espirómetro. Luego se le pedirá que inhale profundo para que después saque todo el aire de sus pulmones hacia el tubo tan fuerte y rápido como pueda. El espirómetro medirá el flujo de aire y el médico revisará los resultados. Es probable que el médico le pida que haga la prueba más de una vez o hacer la prueba después de haber inhalado un medicamento.

¿Qué significan los resultados?

La prueba de espirometría le indicará al médico dos cosas:

  • Cuánto aire puede exhalar en 1 segundo. Esto se conoce como “volumen espiratorio forzado en 1 segundo” (FEV1).
  • Cuánto aire puede exhalar en 1 respiración. Esto se llama “capacidad vital forzada” (FVC).

Para determinar qué tan bien funcionan sus pulmones, el médico dividirá su FEV1 entre su FVC. Esto se conoce como la relación FEV1/FVC. Si su FEV1/FVC es menor del 70 por ciento, la función de sus pulmones no es normal. Esto puede denotar que tiene una condición respiratoria tal como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o asma.

Si el médico le ha diagnosticado la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, él o ella le pueden pedir que se haga una prueba de espirometría de vez en cuando. Esto ayudará a mantener un registro de la función de sus pulmones y determinará si la enfermedad pulmonar obstructiva crónica está empeorando.

 

Fuente

Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease (GOLD). Spirometry for Health Care Providers (PDF). Accessed agosto 15, 2012

Forest Laboratories Inc. ha patrocinado este contenido.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Compartir: