Cirrosis e hipertensión portal | Tratamiento

Compartir:

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la cirrosis y la hipertensión portal?

Una vez que se han dañado las células del hígado, no puede hacerse nada para reparar el hígado ni para curar la cirrosis. El objetivo del tratamiento es evitar un mayor daño en el hígado y prevenir y tratar las complicaciones (como el sangrado provocado por la ruptura de vasos sanguíneos). Es posible que su médico le recete un medicamento para ayudar a evitar que los vasos sanguíneos se rompan. Los fármacos que previenen la ruptura de vasos sanguíneos tienen algunos efectos secundarios. No todas las personas pueden tomarlos. También es posible que su médico le recete un medicamento para reducir la presión arterial si usted tiene hipertensión portal.

Si no alcanza con tomar medicamentos, es posible que una cirugía ayude a detener el sangrado provocado por la ruptura de vasos sanguíneos. Una opción es interrumpir el flujo de sangre que se dirige a las várices hinchadas que están en el área donde el esófago (el tubo que conduce al estómago) se une con el estómago. Se pasa un tubo largo con luz a través de la boca hasta llegar al estómago. Luego, se colocan bandas de caucho o sustancias químicas endurecedoras en los vasos sanguíneos hinchados para obstruirlos.

Si este procedimiento no tiene éxito, es posible que una persona con hipertensión portal necesite que un cirujano conecte los vasos sanguíneos de tal manera que la sangre no fluya a través del hígado. En algunos casos, puede realizarse otro tipo de procedimiento, que se llama derivación portosistémica intrahepática transyugular (TIPS, por sus siglas en inglés).

¿Qué puedo hacer para ayudarme a mí mismo?

Si bebe alcohol, la decisión más importante que puede tomar es dejar de hacerlo. El alcohol simplemente continúa dañando el hígado. Algunos medicamentos, vitaminas y remedios a base de hierbas también pueden dañar el hígado. Hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento, incluidos antibióticos, píldoras anticonceptivas e incluso fármacos de venta libre, como acetaminofén (una marca: Tylenol).

También es importante que usted se cuide bien. Cuando descanse, asegúrese de elevar los pies y las piernas, en especial, si están hinchados. Siga una dieta equilibrada. Es posible que deba prestar atención a la cantidad de proteína y azúcar que come. Evitar el consumo de sal también puede ayudar a reducir la retención de líquido y la hinchazón. Pregunte a su médico si debe seguir una dieta especial.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 04/97

Compartir: