Resfriados y gripe | Síntomas

Compartir:

¿Cómo puedo determinar si tengo resfriados o gripe?

A pesar de que el resfriado común y la gripe tienen muchos síntomas similares, son 2 afecciones distintas.

Los síntomas de un resfriado se desarrollan en forma lenta y pueden incluir:

  • Fiebre de hasta 102 °F.
  • Goteo o congestión nasal (a menudo con secreciones de color verde o amarillo).
  • Dolor de garganta.
  • Tos.
  • Estornudos.
  • Fatiga.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de cabeza.
  • Lagrimeo en los ojos.

Los síntomas del resfriado generalmente son más leves que los síntomas de la gripe.

Por lo general, los síntomas de la gripe aparecen en forma repentina y pueden incluir:

  • Fiebre superior a 102 °F.
  • Congestión nasal.
  • Náuseas.
  • Escalofríos y sudoración.
  • Fatiga.
  • Dolores musculares, en especial, en la espalda, los brazos y las piernas.
  • Tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.

¿Qué es la gripe H1N1?

La gripe H1N1 (que también se llama gripe porcina) es una infección respiratoria provocada por un virus que se encuentra en cerdos. La gripe H1N1 puede infectar a los seres humanos. Para obtener más información, vea gripe H1N1.

¿Debo llamar a mi médico?

En la mayoría de los casos, usted no necesita consultar a su médico cuando tiene resfriados o gripe. Sin embargo, si usted tiene alguno de los síntomas que se indican en el recuadro a continuación, llame a su médico.

Llame a su médico si tiene estos síntomas de resfriado y de gripe:


En los niños:

  • Fiebre alta (superior a 103 °F) o fiebre que dure más de 3 días.
  • Síntomas que duran más de 10 días.
  • Problemas para respirar, respiración acelerada o respiración sibilante.
  • Color de piel azulado.
  • Dolor de oído o drenaje del oído.
  • Cambios en el estado mental (como no despertarse, irritabilidad o convulsiones).
  • Síntomas parecidos a los de la gripe que mejoran, pero regresan con fiebre y una tos peor.
  • Empeoramiento de una afección médica crónica (como la diabetes o una enfermedad cardíaca).
  • Vómitos o dolor abdominal.

En los adultos:

  • Fiebre alta y prolongada (superior a 102 °F) con fatiga y dolores por todo el cuerpo.
  • Síntomas que duran más de 10 días o que empeoran, en lugar de mejorar.
  • Problemas para respirar o falta de aire.
  • Dolor o presión en el pecho.
  • Desmayos o sensación de que está a punto de desmayarse.
  • Confusión o desorientación.
  • Vómitos intensos o persistentes.
  • Dolor intenso de los senos paranasales en la cara o en la frente.
  • Glándulas muy hinchadas en el cuello o la mandíbula.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 01/96

Compartir: