Síndrome de dolor regional complejo | Tratamiento

Compartir:

¿Los medicamentos ayudan?

Sí, los medicamentos pueden ayudar. A veces, se necesita una combinación de medicamentos. Se usan varios medicamentos para tratar el dolor del síndrome de dolor regional complejo. Es posible que su médico le sugiera tomar un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE) de venta libre para ayudar a tratar el dolor y la inflamación. Estos medicamentos incluyen aspirina, ibuprofeno (marcas: Advil, Motrin) y naproxeno (marca: Aleve).

Si su dolor es intenso, es posible que su médico recete medicamentos que bloquean determinados nervios. A veces, los corticosteroides ayudan a tratar la hinchazón y el dolor. Algunos medicamentos usados para la depresión y las convulsiones también ayudan a tratar el dolor crónico. Los narcóticos y otros analgésicos no pueden controlar el dolor del síndrome de dolor regional complejo.

¿Existen otros tratamientos?

Sí. Su médico puede sugerir un bloqueo simpático. Esto es una inyección de un anestésico (analgésico) en determinados nervios para bloquear las señales de dolor. Si la inyección funciona, puede ser repetida.

La fisioterapia y la asesoría psicológica también son útiles. Sin embargo, es posible que un tratamiento que funciona para una persona no funcione para otra. Se debe elaborar un plan de tratamiento individual para cada persona.

¿Desaparecerán los síntomas en algún momento?

Con un tratamiento temprano, es posible que evite que el síndrome de dolor regional complejo empeore. A veces, la afección mejora. Si el tratamiento empieza lo suficientemente temprano, los síntomas pueden desaparecer por completo. Sin embargo, las personas que tienen síntomas más graves que han durado mucho tiempo a menudo no responden al tratamiento. Estas personas podrían beneficiarse con un programa de manejo del dolor diseñado de manera específica para tratar el dolor crónico.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/14
Creado: 01/99

Compartir: