Epilepsia | Epilepsia y embarazo

Compartir:

Tengo epilepsia. ¿Existen riesgos si quedo embarazada?

Las mujeres que tienen epilepsia y quedan embarazadas tienen un riesgo más alto de tener complicaciones relacionadas con el embarazo que las mujeres embarazadas que no tienen epilepsia. Estas complicaciones incluyen:

  • Sangrado vaginal.
  • La posibilidad de que las convulsiones puedan suceder más a menudo.
  • Preeclampsia (una afección presente durante el embarazo que es una combinación de presión arterial alta y presencia de proteínas en la orina después de 20 semanas de embarazo).
  • Separación de la placenta (el órgano que proporciona alimento al bebé durante el embarazo) del útero (matriz).

El embarazo afecta a cada mujer que tiene epilepsia en forma diferente. Algunas mujeres, en realidad, experimentan menos convulsiones que lo normal mientras están embarazadas.

¿Existen riesgos para mi bebé?

Más del 90% de las mujeres que tienen epilepsia dan a luz bebés normales y sanos. Sin embargo, existen algunos riesgos. Los bebés de madres que tienen epilepsia presentan un riesgo más alto de:

  • Nacer muertos o nacer en forma prematura.
  • Desarrollar trastornos convulsivos a medida que crecen.
  • Tener retrasos en el desarrollo y el crecimiento.
  • Tener problemas de sangrado después del nacimiento.
  • Tener defectos de nacimiento provocados por el medicamento que toma la madre. Sin embargo, es importante que la madre siga las instrucciones de su médico para tomar el medicamento. Los riesgos de no tomar su medicamento son mucho más altos para usted y para su bebé. Estos incluyen lesiones físicas, retraso en el desarrollo e, incluso, la muerte a causa de sus convulsiones.

¿Qué puedo hacer para ayudar a protegerme a mí y a mi bebé?

Es muy importante que tome el medicamento anticonvulsivo exactamente como le indique su médico. Si no ha tenido ninguna convulsión durante 2 años o más, es posible que su médico desee suspender lentamente el medicamento para las convulsiones antes de que quede embarazada o mientras esté embarazada. Sin embargo, no debe dejar de tomar este medicamento por su propia cuenta.

Al igual que con todas las mujeres embarazadas, también es muy importante que tome suplementos de vitaminas prenatales y de ácido fólico, que pueden ayudar a prevenir determinados tipos de defectos de nacimiento. Comience a tomar estas vitaminas antes de quedar embarazada para obtener el mayor beneficio posible. Debido a que su medicamento anticonvulsivo puede cambiar la forma en que el cuerpo absorbe el ácido fólico, es posible que su médico le recomiende un tipo de vitamina prenatal con una dosis más alta de ácido fólico. Informe a su médico cualquier antecedente de defectos cerebrales o en la médula espinal en su familia (o en la familia del padre del bebé). Seguir una dieta saludable, dormir lo suficiente y hacer ejercicio en forma regular son otras cosas que puede hacer para tener un embarazo seguro y saludable.

¿Qué puedo esperar si estoy embarazada?

Durante el embarazo, consultará a su médico a menudo. Su médico realizará análisis de sangre en forma frecuente para asegurarse de que esté recibiendo suficiente medicamento anticonvulsivo. Es muy común que su médico cambie la dosis del medicamento durante el embarazo. También podría recomendarle que se realice varias ecografías durante el embarazo. Su médico incluso podría recomendarle que se realice una amniocentesis. En este procedimiento, se extrae una pequeña cantidad de líquido del útero. Este líquido proporciona información a su médico sobre la salud de su bebé por nacer. Estas precauciones adicionales son maneras que tiene su médico de monitorear el embarazo y el desarrollo de su bebé por nacer.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 03/14
Creado: 09/00

Compartir: