Hipertensión inducida por el embarazo | Descripción general

Compartir:

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la presión de los vasos sanguíneos del cuerpo. Es la fuerza con la que la sangre se mueve por los vasos sanguíneos. Para medir la presión arterial, los médicos y los enfermeros colocan un manguito alrededor de la parte superior del brazo. Luego escuchan el flujo de sangre con un estetoscopio. La presión arterial alta (que también se llama hipertensión) se produce cuando la sangre se desplaza a través de los vasos sanguíneos a una presión más alta que lo normal.

¿Cuáles son los distintos tipos de presión arterial alta que se pueden presentar durante el embarazo?

Existen tres tipos de presión arterial alta en las mujeres embarazadas:

  • Hipertensión crónica: Es la presión arterial alta que se desarrolla antes de la semana número 20 de embarazo o que está presente antes de que la mujer quede embarazada. A veces, una mujer tiene presión arterial alta durante mucho tiempo antes de quedar embarazada, pero no se entera hasta su primer chequeo prenatal.
  • Hipertensión gestacional: Algunas mujeres simplemente tienen presión arterial alta cerca del final del embarazo. No tienen ningún otro síntoma asociado.
  • Hipertensión inducida por el embarazo (PIH, por sus siglas en inglés), que también se llama toxemia o preeclampsia: Esta afección puede provocar problemas graves tanto para la madre como para el bebé si no se trata. La PIH se desarrolla después de la semana número 20 del embarazo. Junto con la presión arterial alta, provoca la presencia de proteínas en la orina, cambios en la sangre y otros problemas.

¿Cuáles son los riesgos de la PIH para mi bebé y para mí?

La PIH puede impedir que la placenta (que suministra oxígeno y alimentos a su bebé) reciba suficiente cantidad de sangre. Si la placenta no recibe suficiente cantidad de sangre, su bebé recibe menos oxígeno y alimentos. Esto puede provocar peso bajo al nacer y otros problemas en el bebé.

La mayoría de las mujeres que tienen PIH aún así dan a luz a bebés sanos. Unas pocas desarrollan una afección que se llama eclampsia (PIH con convulsiones), que es muy grave para la madre y el bebé, u otros problemas graves. Afortunadamente, por lo general, la PIH se detecta en forma temprana en las mujeres que reciben atención prenatal periódica, y pueden prevenirse la mayoría de los problemas.

Fuente

NHBPEP Report on High Blood Pressure in Pregnancy: A Summary for Family Physicians by MA Zamorski, M.D., M.H.S.A. and LA Green, M.D., M.P.H. (American Family Physician julio 15, 2001, http://www.aafp.org/afp/20010715/263.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 09/00

Compartir: