Cáncer de piel | Prevención

Compartir:

¿Cómo puedo prevenir el cáncer de piel?

La clave consiste en evitar estar al sol o usar lámparas solares. Si planea estar bajo el sol un tiempo, use ropa hecha con telas de hilado cerrado de modo tal que los rayos solares no puedan atravesarla ni llegar a su piel, y permanezca en la sombra cuando pueda. Use mangas largas y un sombrero de ala ancha para protegerse la cara, el cuello, los hombros y las orejas.

Recuerde que ni las nubes ni el agua lo protegerán; del 60% al 80% de los rayos solares atraviesan las nubes y pueden alcanzar a los nadadores que se encuentran, al menos, un pie debajo de la superficie del agua. Los rayos solares también pueden reflejarse en el agua, la nieve y la arena blanca.

¿Cuáles son las pautas del sol seguro?

Las pautas del sol seguro son las siguientes 4 maneras de protegerse la piel y reducir el riesgo de tener cáncer de piel. Cada una es solo parte de un programa para prevenir el cáncer de piel. Para reducir en mayor medida el riesgo, debe seguir todas las pautas del sol seguro.

1. Evite el sol.

La luz solar daña la piel. El sol es más fuerte durante la mitad del día, entre las 10 a. m. y las 4 p. m. Durante estas horas, el sol puede provocar el peor daño en la piel. Las quemaduras solares y los bronceados son signos de que se le ha dañado la piel. Cuanto más le daña la piel el sol, más probable es que tenga arrugas en forma temprana, cáncer de piel y otros problemas en la piel.

2. Use protector solar.

Use un protector solar o un bloqueador solar con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de al menos 15, incluso los días nublados. Verifique la fecha de vencimiento: algunos ingredientes del protector solar se descomponen con el tiempo. Use abundante protector solar y aplíquelo frotándolo bien. Debe colocarse el protector solar 30 minutos antes de exponerse al sol. Colóquese el protector solar en todos los lugares que podrían tener contacto con los rayos solares, incluidas las orejas, la parte de atrás del cuello y cualquier área calva de la parte superior de la cabeza. Asegúrese de aplicar suficiente protector solar en toda la piel que podría estar expuesta al sol. Colóquese más protector solar cada hora, aproximadamente, si está sudando o nadando. Si está usando una loción de protector solar en aerosol, mantenga el frasco de aerosol cerca de la parte del cuerpo donde está aplicando el aerosol. Si aplica el aerosol desde muy lejos, es posible que no cubra toda la piel que estará en contacto con los rayos solares.

Pero no crea que está del todo protegido del sol solo porque esté usando protector solar. El protector solar no puede darle 100% de protección contra la radiación UV del sol perjudicial.

3. Use un sombrero de ala ancha, ropa de protección y anteojos de sol.

Si tiene que estar al aire libre, al sol, cúbrase la piel. Un sombrero de ala ancha lo ayudará a protegerse la cara, el cuello y las orejas del sol. Lo mejor es un sombrero con un ala de 6 pulgadas alrededor de toda la cabeza. Las gorras de béisbol no protegen la parte de atrás del cuello ni la parte de arriba de las orejas. Use anteojos de sol para protegerse los ojos del sol. Elija anteojos de sol que bloqueen los rayos ultravioletas A (UVA) y los ultravioletas B (UVB); use anteojos de sol envolventes y que se considere que bloquean al menos 99% de los rayos solares UVA. La exposición al sol aumenta el riesgo de tener cataratas.

Use ropa de protección, como camisas de manga larga y pantalones largos hechos de telas de hilado cerrado. Si las prendas le quedan holgadas, se sentirá más fresco. Varias compañías ofrecen ropa especial para protegerse del sol.

Recuerde que muchas veces está expuesto al sol mientras conduce, en especial las manos y los brazos.

4. No intente broncearse.

No vaya a centros de bronceado ni use lámparas solares. Las cabinas solares y las lámparas solares le dañan la piel tanto como la luz solar verdadera.

¿Qué más debo hacer?

Algunos médicos creen que conviene hacerse un examen de la piel una vez al mes. Pregunte a su médico al respecto. Si su médico cree que es una buena idea para usted, examínese la piel una vez por mes para ver si tiene signos de cáncer de piel, como lunares irregulares. Cuanto antes se detecta el cáncer de piel, mayor es la probabilidad de que pueda curarse. Intente realizarse un examen de la piel el mismo día todos los meses. Elija un día que pueda recordar, como la fecha de su cumpleaños o el día que paga las cuentas. Busque cualquier cambio en un lunar o la aparición de un nuevo lunar. Cualquier lunar que aparece después de tener 30 años debe observarse detenidamente y mostrarse a su médico.

Las quemaduras solares en la infancia son las más dañinas. Los niños menores de 6 meses nunca deben estar al aire libre en contacto directo con la luz solar. Los niños de 6 meses o más deben usar protector solar todos los días.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 02/11
Creado: 01/96

Compartir: