Medicamentos de venta libre y el embarazo


Compartir:

¿Qué deben saber las mujeres que intentan quedar embarazadas, están embarazadas o lactando acerca de los medicamentos de venta libre?

Los medicamentos de venta libre (OTC) son medicamentos que puede comprar sin una receta médica del médico.

La concepción ocurre aproximadamente 2 semanas antes de que se ha acabado su período. Eso significa que es posible que no sepa que está embarazada hasta que tiene más de 3 semanas de embarazo. Su bebé es más vulnerable de 2 a 8 semanas después de la concepción. Aquí es cuando las facciones y órganos de su bebé (como el corazón y los riñones) empiezan a formarse. Cualquier medicamento que tome (y todo lo que coma, beba, fume o a lo que esté expuesto) puede afectar a su bebé. Es por eso que es mejor empezar a actuar como si ya estuviera embarazada si intenta quedar embarazada.

Si necesita tomar medicamentos regularmente por un problema o condición de salud, hable con su médico acerca de su tratamiento antes de intentar quedar embarazada. Es posible que haya otras maneras para tratar su condición durante el embarazo en lugar de tomar un medicamento.

Alerta de ácido fólico

Las mujeres que no toman suficiente ácido fólico durante el embarazo tienen más probabilidades de tener un bebé con problemas graves del cerebro o de la columna vertebral. Estos problemas pueden ocurrir muy temprano en el embarazo, por lo que es importante tomar suficiente ácido fólico incluso cuando apenas está intentando quedar embarazada. La cantidad recomendada es 0.4 mg al día. Las fuentes incluyen cereales y panes fortificados, vegetales de hojas verde oscuro, naranjas, bananas, leche, frijoles secos, granos y carnes de órganos (como hígado de pollo). Su médico también puede sugerir que tome una vitamina que contiene ácido fólico.

Si está embarazada o intenta quedar embarazada

Los siguientes lineamientos son básicos para tomar medicamentos de venta libre cuando está embarazada:

  • Muchos medicamentos de venta libre no se han estudiado bien respecto a la seguridad en las madres embarazadas. Hable siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre, vitamina o suplemento.
  • Evite usar medicamentos durante su primer trimestre (primeras 12 semanas del embarazo). En este momento es cuando el riesgo para su bebé es mayor.
  • Acetaminofén (nombre de marca: Tylenol) se considera en general seguro para alivio del dolor a corto plazo durante el embarazo.
  • Evite tomar aspirina. Puede causar defectos de nacimiento, bajo peso al nacer o problemas durante el parto.
  • Evite usar otros AINE (medicamentos antinflamatorios no esteroideos), especialmente durante el tercer trimestre. Estos pueden causar defectos cardíacos en su bebé. Los AINE incluyen ibuprofeno (nombres de marca: Advil, Motrin) y naproxeno (nombre de marca: Aleve).
  • No tome medicamentos de venta libre para tos, congestión, diarrea, estreñimiento o náusea sin hablar con su médico de cabecera primero.
  • Evite el uso de medicamentos de concentración adicional, concentración máxima o de larga duración.
  • Evite la combinación de medicamentos que tratan muchos síntomas diferentes a la vez. Esto le ayudará a minimizar la cantidad de medicamentos a los que su bebé está expuesto. Si su médico indica que es seguro, use 1 medicamento para tratar 1 síntoma. Por ejemplo, puede usar acetaminofén para un dolor de cabeza. Pero no use acetaminofén combinado con otros ingredientes activos, como descongestionantes o antihistamínicos.

Información de retiro de medicamentos

Vea la información sobre el retiro reciente de algunos medicamentos.

Si está lactando

Los siguientes lineamientos son básicos para tomar medicamentos de venta libre cuando está lactando:

  • Tome medicamentos orales después de amamantar o antes del período de sueño más largo de su bebé. Esto dará al medicamento la oportunidad de salir de su sistema antes de que alimente de nuevo a su bebé.
  • El acetaminofén y los AINE usualmente proporcionan un alivio seguro del dolor para las mujeres que están lactando.
  • Evite usar aspirina ya que puede causar urticaria y problemas de sangrado en los bebés lactantes.
  • Limite el uso a largo plazo de antihistamínicos. Al igual que otros medicamentos que toma, los antihistamínicos pasarán a su leche materna. Estos pueden causar efectos secundarios en los bebés lactantes, como mareo, irritabilidad, llanto y problemas para dormir. Los antihistamínicos también pueden disminuir la cantidad de leche que produce. Si no está segura si un medicamento de venta libre contiene antihistamínicos, pregunte a su médico de cabecera o farmacéutico.
  • Observe a su bebé para saber si tiene algún síntoma de efectos secundarios. Estos signos pueden incluir salpullido, problemas para respirar u otros síntomas que su bebé no tenía antes de que usted tomara el medicamento.
  • Mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de su bebé y cualquier otro niño.

 

La Asociación de productos de cuidado de salud del consumidor ha proporcionado el financiamiento y soporte para este material.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 10/13
Creado: 09/05

Compartir: