Ejercitando su dedo después de una lesión

Compartir:

¿Por qué necesito ejercitar mi dedo después de una lesión?

Ejercitar un dedo lesionado puede hacerlo más fuerte y fácil de mover. Usted no debe comenzar estos ejercicio sino hasta cuando su médico le diga que los puede hacer sin correr ningún riesgo.

Amplitud de movimiento

Este ejercicio le puede ayudar a fortalecer su dedo y a moverlo más fácilmente. Para hacer este ejercicio, use la mano ilesa para enderezar y doblar el dedo lesionado lentamente. Manténgalo derecho y luego dóblelo lentamente.

Extensión del dedo

Este ejercicio le facilita enderezar su dedo. Para hacer este ejercicio, coloque sobre una mesa la palma de la mano lesionada completamente aplanada. Levante cada dedo uno a la vez.

Fortalecimiento de la prensión

Este ejercicio puede fortalecer su dedo. Haga un puño con la mano lesionada y mantenga el puño cerrado durante unos pocos segundos. Usted puede hacer este ejercicio usando la mano sola, o puede apretar una bola; por ejemplo, una de esas bolas blandas que venden para lidiar con el estrés, una bola de racquetball o una bola de tenis. Si usa una bola de tenis, corte el lado de la bola para que sea más fácil apretarla.

Recolección de objetos

Este ejercicio le puede ayudar a hacer las cosas que hacía antes de lesionarse; tales como escribir o amarrarse los zapatos. Para hacer este ejercicio, levante objetos pequeños tales como monedas, canicas o botones usando el dedo pulgar y el dedo lesionado.

Fuente

Acute Finger Injuries: Part II. Fractures, Dislocations, and Thumb Injuries by JC Leggit, LTC, MC, USA, and CJ Meko, CAPT, MC, USA (American Family Physician marzo 01, 2006, http://www.aafp.org/afp/20060301/827.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 12/09
Creado: 11/06

Compartir: