Hidratación: porqué es tan importante

Compartir:

¿Porqué es tan importante mantenerse hidratado?

Su cuerpo depende de agua para su supervivencia. ¿Sabía usted que el agua constituye más de la mitad de todo su peso corporal? Cada célula, tejido y órgano de su cuerpo necesita agua para funcionar correctamente. Por ejemplo, su cuerpo usa agua para mantener su temperatura, para remover productos de desecho y para lubricar las articulaciones. El agua es esencial para la buena salud.

¿Cómo pierde agua mi cuerpo?

Su cuerpo pierde agua todos los días cuando usted va al baño, cuando suda e incluso cuando usted respira. Usted pierde agua aún más rápido cuando el clima está muy caliente, cuando hace ejercicio o si tiene fiebre. El vómito y la diarrea también pueden hacer que usted pierda líquido rápidamente. Si usted no reemplaza el agua que pierde se deshidrata.

¿Cómo puedo saber si estoy deshidratado?

Los síntomas de la deshidratación incluyen:

  • Orina poco o no orina u orina de color más oscuro de lo normal
  • Resequedad en la boca
  • Somnolencia (adormilamiento) o fatiga
  • Sed extrema
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Sentir vértigo o mareo
  • No le salen lágrimas al llorar

No espere hasta notar estos síntomas de deshidratación para actuar. Puede ser difícil reconocer cuando usted está deshidratado; especialmente a medida que usted envejece. Prevenga la deshidratación de manera activa tomando agua en abundancia.

¿Cuánta agua debo tomar cada día?

Existen diferentes recomendaciones para el consumo de agua cada día. A la mayoría de las personas les han dicho que deben tomar entre seis (6) y ocho (8) vasos de agua con capacidad para ocho (8) onzas lo cual es una meta razonable. Sin embargo, las personas necesitan distintas cantidades de agua para mantenerse hidratadas. La mayoría de personas sanas pueden mantenerse bien hidratadas tomando agua y otros líquidos cuando sienten sed. Para algunas personas, menos de ocho (8) vasos de agua puede ser suficiente mientras que otras pueden necesitar más.

Algunas personas tienen mayor riesgo de deshidratación, incluso aquellas que hacen bastante ejercicio, que tienen ciertas condiciones médicas, que están enfermas o que no pueden tomar suficientes líquidos durante el transcurso del día. Las personas en estado de edad avanzada también tienen mayor riesgo. A medida que usted envejece, su cerebro puede no ser capaz de sentir deshidratación ni enviar señales de sed.

Si a usted le preocupa que no está tomando suficiente agua examine su orina. Si su orina continuamente es incolora (no tiene color) o es de color amarillo pálido, lo más seguro es que usted esté bien hidratado.

Es posible que usted tenga que aumentar la cantidad de agua que está tomando si usted:

Además de agua, ¿qué más puedo consumir para mantenerme bien hidratado?

El agua es la mejor opción para mantenerse hidratado. Pero existen otras bebidas y comidas que le pueden ayudar a proporcionar el agua que usted necesita. Las bebidas tales como las frutas, los jugos de vegetales, la leche y los tés de hierbas (aguas aromáticas) pueden contribuir a la cantidad de agua que usted debe ingerir cada día. Incluso las bebidas con cafeína tales como el café, té y los refrescos carbonatados, hasta cierto punto, pueden contar como parte de su ingesta diaria de agua. Pero es mejor limitar éstas ya que la cafeína puede hacer que algunas personas tengan que orinar con mayor frecuencia, que se sientan ansiosos o agitados. Una cantidad moderada de cafeína, entre 200 y 300 miligramos (aproximadamente la cantidad que contienen de 2-4 tazas de café de 8 onzas de capacidad) no es perjudicial para la mayoría de las personas.

El agua también puede encontrarse en las frutas y vegetales tales como la sandía, tomates y lechuga y en las sopas y caldos.

¿Y con respecto a las bebidas para deportistas?

Para la mayoría de las personas, el agua es todo lo que necesitan para mantener una buena hidratación. Sin embargo, si usted está planeando hacer ejercicio a un nivel de intensidad alto durante más de una hora, una bebida para deportistas puede serle útil ya que los carbohidratos que éstas contienen pueden ayudarle a prevenir un nivel bajo de azúcar en la sangre. Una bebida deportiva también puede ayudar a reemplazar los electrolitos si usted tiene fiebre, si ha estado vomitando o si tiene diarrea.

Elija las bebidas deportivas con cuidado ya que estas con frecuencia tienen muchas calorías que provienen del azúcar y pueden contener niveles elevados de sodio (sal). Además, verifique el tamaño de la porción; 1 botella puede tener varias porciones. Algunas bebidas deportivas contienen cafeína. Si usted usa una bebida deportiva que contiene cafeína, tenga cuidado de no tomar demasiada cafeína en su dieta.

Consejos para mantenerse hidratado

  • Mantenga una botella de agua consigo durante todo el día. Piense en cargar una botella reusable de agua y llenarla con agua de la llave en vez de comprar agua embotellada que es cara y genera desperdicio público de plástico.
  • Si el agua simple no le llama la atención trate de añadirle una tajada de lima o limón a su bebida.
  • Si va a estar haciendo ejercicio, asegúrese de tomar agua antes, durante y después de su entrenamiento.
  • Comience y termine su día tomándose un vaso de agua.
  • Cuando sienta hambre tome agua. La sensación de sed con frecuencia se confunde con hambre. El hambre verdadera no pasa con tomar agua. Tomar agua también puede ser útil en un plan saludable para bajar de peso, puesto que algunas investigaciones sugieren que tomar agua le ayuda a sentirse lleno.
  • Tome a horas fijas. Si tiene dificultad para recordar tomar agua trate de establecer un horario para ello. Por ejemplo, tome agua al levantarse, al desayuno, almuerzo y comida y antes de acostarse. O tome un vaso de agua al comenzar cada hora.
  • Cuando vaya a un restaurante tome agua. ¡No solamente le mantiene bien hidratado sino que es gratis!

 

Este contenido se desarrolló con el apoyo de un fondo educativo provisto por la Coca-Cola Company.

 

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 01/10
Creado: 01/10

Compartir: