Ataque cardíaco | Prevención

Compartir:

¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir el ataque cardíaco?

Un estilo de vida saludable puede ayudar a prevenir el síndrome coronario agudo (ACS, por sus siglas en inglés). Esto incluye:

  • Si fuma, dejar el hábito, y evitar el humo de segunda mano.
  • Mantener una dieta saludable baja en grasas y baja en colesterol.
  • Hacer ejercicio en forma regular.
  • Manejar el estrés.
  • Controlar la presión arterial.
  • Controlar el nivel de azúcar en la sangre si tiene diabetes.
  • Consulte a su médico en forma regular para realizarse chequeos.

¿Deberé tomar medicamentos por el resto de mi vida?

Probablemente. Si usted ha tenido un ataque cardíaco, es probable que su médico quiera que usted tome determinados medicamentos durante mucho tiempo para reducir su riesgo de tener problemas cardíacos adicionales. Su médico puede responder cualquier pregunta que usted tenga sobre estos medicamentos, como los beneficios y los riesgos de tomarlos.

La aspirina puede reducir el riesgo de tener un ataque cardíaco. Su médico podría recomendarle que tome una dosis baja de aspirina todos los días para evitar que se le formen coágulos en la sangre que podrían, finalmente, obstruir las arterias. Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de la terapia con aspirina.

Los fármacos antiplaquetarios también pueden ayudar a detener la formación de coágulos de sangre. Los coágulos de sangre pueden obstruir las arterias que llevan sangre y oxígeno al corazón (que se llaman arterias coronarias) y provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Es especialmente importante tomar estos fármacos durante, al menos, un año si se le ha colocado un stent en el corazón.

Los betabloqueantes son un grupo de fármacos que reducen la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Ayudan a mejorar el flujo de sangre al corazón.

Los inhibidores de la ACE son un grupo de fármacos que pueden ayudar si el corazón no está bombeando bien la sangre. Este medicamento ayuda a abrir (dilatar) las arterias y reducir la presión arterial. Esto mejora el flujo de sangre.

Las estatinas son un grupo de fármacos que se usan para reducir el colesterol "malo" (que también se llama lipoproteína de baja densidad [LDL, por sus siglas en inglés]) y podría ayudar a aumentar el colesterol "bueno" (que también se llama lipoproteína de alta densidad [HDL, por sus siglas en inglés]). Si usted ha tenido un ataque cardíaco, es posible que su médico le recete una estatina.

Soy mujer. ¿Puede la terapia de reemplazo de estrógeno reducir mi riesgo de tener una enfermedad cardíaca?

No. Los médicos indicaban la terapia de reemplazo de estrógeno, que también se llama terapia de reemplazo hormonal (HRT, por sus siglas en inglés), porque tenían la esperanza de que pudiera ayudar a brindar protección contra determinadas enfermedades, además de tratar los síntomas de la menopausia. Alguna vez se pensó que la HRT podría ayudar a proteger contra las enfermedades cardíacas. Hay nuevos estudios que muestran que cuando se trata de la salud cardíaca, en realidad, la HRT es más perjudicial que beneficiosa. Si está recibiendo HRT para ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas, hable con su médico sobre si debe suspenderla.

Fuente

Assessment and Treatment of Depression Following Myocardial Infarction by TP Guck, PH.D., MG Kavan, PH.D., GN Elsasser, PHARM.D., and EJ Barone, M.D. (American Family Physician agosto 15, 2001, http://www.aafp.org/afp/20010815/641.html)

Portions of this article were supported by an educational grant from Daiichi Sankyo, lnc. and Lilly USA, LLC.

Written by familydoctor.org editorial staff. Portions of this article were written by Susan D. Housholder, RN, MSN, ANP-BC, FAHA.

Revisado/actualizado: 03/14
Creado: 09/10

Compartir: