El colesterol y su hijo

Compartir:

¿Por qué deberían preocuparme los niveles de colesterol de mi hijo? El colesterol es un problema sólo de los adultos, ¿verdad?

Mucha gente no se da cuenta de que los problemas con los niveles de colesterol altos pueden comenzar en la niñez. Los niveles de colesterol altos probablemente continuarán subiendo a medida que un niño crece, se convierte en adolescente y en adulto. Los niveles de colesterol altos aumentan los riesgos de que su hijo tenga problemas de salud relacionados con el colesterol.

¿Cuáles son los riesgos de tener niveles de colesterol altos?

El cuerpo de su hijo necesita algo de colesterol para proteger los nervios, formar tejidos celulares y producir determinadas hormonas. Pero demasiado colesterol daña los vasos sanguíneos al acumularse a lo largo de las paredes de éstos y formar depósitos semejantes a la grasa y pegajosos conocidos como placa. Los estudios muestran que la placa puede comenzar a formarse en la niñez y es más probable que se forme cuando los niveles de colesterol de un niño son altos.

Los niveles de colesterol altos aumentan el riesgo de tener enfermedad del corazón y derrame cerebral. La enfermedad del corazón es la causa número uno de muerte en los Estados Unidos. El riesgo es mayor en las personas con antecedentes familiares de enfermedad del corazón, que tienen diabetes, están pasadas de peso o son obesas, tienen hábitos alimenticios no saludables, no hacen actividades físicas o fuman. Hable con el médico sobre la posibilidad de que a su hijo pequeño o adolescente le hagan pruebas de exploración para saber si tiene colesterol alto.

¿De dónde viene el colesterol?

El hígado fabrica todo el colesterol que su cuerpo necesita. Sin embargo, también puede obtener colesterol de los alimentos que come, incluidos productos animales como los huevos, las carnes y los productos lácteos.

¿Cuál es la diferencia entre los niveles de colesterol LDL y HDL?

El colesterol viaja a través de la sangre en diferentes tipos de conjuntos llamados lipoproteínas.

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) liberan colesterol en el cuerpo. Por esa razón suele considerárselo como el colesterol “malo”. Los cuerpos de algunas personas producen demasiado colesterol LDL. Además, los niveles de LDL aumentan por comer alimentos con un contenido alto de grasas saturadas, grasas trans y colesterol alimentario.

Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) remueven el colesterol de la sangre. El HDL se conoce como el colesterol “bueno” por esta razón. Un nivel saludable de colesterol HDL puede ayudar a proteger contra la enfermedad del corazón. El ejercicio puede aumentar la cantidad de colesterol HDL que produce el cuerpo. Si se evitan las grasas trans y se sigue una dieta saludable, también pueden aumentar los niveles de HDL.

Esto explica por qué demasiado colesterol LDL es malo para el cuerpo y por qué un nivel alto de colesterol HDL es bueno. El equilibrio entre los tipos de colesterol le indica lo que realmente significa el nivel total de colesterol. Por ejemplo, si el nivel total de colesterol es alto debido a un nivel alto de LDL, el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón o un derrame cerebral es más alto. Pero si el nivel total es alto porque tiene un nivel alto de HDL, el riesgo probablemente no esté aumentado.

¿Cómo sabe el médico que mi hijo tiene colesterol alto?

Para hacer las pruebas de colesterol alto, su médico puede hacer una prueba de sangre llamada perfil de lípidos (“lipid panel”). Sin embargo, la exploración generalmente no se hace a menos que existan antecedentes familiares de colesterol alto o que el niño o adolescente tenga diabetes.

¿Cuáles deben ser los niveles de colesterol de mi hijo?

Si el médico recomienda un perfil de lípidos, hable con él para saber cuáles son los niveles correctos para la edad y el desarrollo de su hijo. La Academia Estadounidense de Pediatría en general recomienda los siguientes niveles para niños y adolescentes de 2 a 19 años de edad:

Colesterol total (mg/dL)

Aceptable: menos de 170
Límite: 170 a 199
Alto: 200 o más

Colesterol LDL (mg/dL)

Aceptable: menos de 110
Límite: 110 a 129
Alto: 130 o másv

¿Qué puedo hacer para ayudar a evitar que mi hijo tenga niveles de colesterol altos?

Ayude a su hijo a mantener un peso saludable enseñándole a tomar buenas decisiones sobre la dieta y el ejercicio.

Ofrezca a su hijo como mínimo cinco (5) porciones de frutas y vegetales por día, y otros alimentos bajos en grasas saturadas y colesterol, como granos integrales y pescado. Aliente a su hijo a que evite las grasas saturadas y trans, que pueden elevar los niveles de colesterol. Asimismo, limite la ingesta de colesterol total. Hay más información sobre nutrición disponible en nuestro folleto acerca de cómo elegir opciones saludables de alimentos y también en Nutrición: Alimentación saludable para los niños.

Además, también puede ayudar a que su hijo forme hábitos saludables respecto de los ejercicios y las actividades. Aliente a su hijo a que elija actividades que disfruta. Involucre a toda la familia en el tiempo de actividades, y realicen caminatas, salgan en bicicleta, jueguen al boliche (bolos), y más. Limite la cantidad de tiempo frente a la pantalla (el tiempo que su hijo pasa mirando el televisor, o jugando en el computador y los juegos de video). Consulte Mantener a su hijo activo para obtener más información sobre los ejercicios en los niños.

¿Necesitará medicamentos mi hijo para bajar el colesterol?

Si los niveles de colesterol de su hijo pequeño o adolescente están altos, y los alimentos saludables y los ejercicios no los bajan, en especial si tiene diabetes, está pasado de peso (sobrepeso) o es obeso, entonces el médico de familia puede prescribirle un medicamento para bajarle el colesterol. No todos los medicamentos son seguros para usar en niños; por lo tanto, no le dé a su hijo medicamentos para bajar el colesterol que no hayan sido prescritos especialmente para él.

 

This content was developed with general underwriting support from The Coca-Cola Company.

Bibliografía

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Creado: 01/11

Compartir: