Incorporación de alimentos sólidos en la dieta de su bebé

Compartir:

Lo que su bebé coma lo ayudará en su crecimiento y desarrollo, y desempeñará un papel en su futura salud. Afortunadamente, hay algunos pasos simples que usted puede seguir para asegurarse de que su bebé esté recibiendo los nutrientes adecuados.

¿Cuándo puede mi bebé comenzar a comer alimentos sólidos?

Todos los bebés son diferentes, pero la mayoría de los bebés están listos para agregar nuevos alimentos (además de leche de fórmula o leche materna) a sus dietas entre los 4 y 6 meses de vida. Para comenzar a ingerir alimentos sólidos, su bebé debe poder hacer lo siguiente:

  • Sentarse con apoyo.
  • Tener control de su cabeza y cuello.
  • Haber perdido el reflejo de extrusión (sacar la lengua cuando un objeto entra en contacto con la boca).

¿Qué debo saber sobre dar alimentos sólidos a mi bebé?

  • No hay beneficios probados por comenzar a recibir alimentos sólidos en una etapa más temprana. Los bebés no duermen mejor ni están mejor nutridos.
  • Incorporar alimentos sólidos a la dieta de su bebé si no está listo implica posibles riesgos, como la inhalación accidental de alimentos en los pulmones, y el desarrollo de alergias, eccema y asma.

¿Qué alimentos debo dar a mi bebé cuando esté listo?

No hay una forma única adecuada de incorporar alimentos sólidos, pero la mayoría de los expertos coinciden en algunos puntos clave.

  • Para los primeros alimentos de su bebé, use solo alimentos que contengan un único ingrediente (como cereal a base de arroz sin agregados). Evite los alimentos con aditivos, como sal o azúcar.
  • Incorpore los nuevos alimentos uno a la vez, y espere a que transcurran de 3 a 5 días antes de incorporar otro alimento. Esto le permitirá comprobar si su bebé tiene intolerancia a algún alimento (diarrea, vómitos, sarpullidos). Comuníquese con su médico si se produce alguno de estos síntomas.
  • Escuche a su bebé: los lactantes tienen una capacidad innata para regular cuánto necesitan comer. No lo obligue a comer cuando está lleno ni le restrinja su alimento cuando tiene hambre.
  • NO deje de amamantar a su bebé ni de darle la leche de fórmula; el 90% de los nutrientes importantes de su bebé provienen de estas fuentes. Por ahora, los alimentos sólidos son solo para ayudarlo a aprender a comer.

 Alimentación de los 4 a los 6 meses

  • Con frecuencia, se usa el cereal a base de arroz fortificado con hierro como el primer alimento del bebé, dado que es fácil de digerir.
  • El cereal (y otros alimentos) debe mezclarse hasta lograr la consistencia de la leche (un líquido levemente espeso), y darse al bebé con una cuchara.
  • Después de probar con una variedad de cereales, puede incorporar puré de verduras y frutas, como puré de zapallo, banana y papa, y puré de manzana.
  • Por último, agregue puré de carne y proteínas.
  • NO le debe dar jugo a un bebé antes de los 6 meses de vida. Después de los 6 meses, solo dé a su bebé jugo de frutas 100% y limítelo a 4 onzas al día

Alimentación de los 8 a los 10 meses

En este momento, los bebés están desarrollando nuevas habilidades, como sentarse sin ayuda y tomar y soltar objetos. Podrán comenzar a ingerir alimentos que se pueden comer con los dedos cuando puedan asir galletas para la dentición o cereal seco, ponerlos en la boca y no atragantarse. Los alimentos, como las verduras y las frutas cocidas hasta que estén blandas, el queso y la carne bien cocida, deben cortarse en pedacitos. Los alimentos, como las galletas para bebés y el cereal seco, deberían poder disolverse fácilmente.

Alimentación de los 10 a los 12 meses

A medida que los bebés crecen, desarrollan habilidades motoras finas que les permiten alimentarse solos.

  • Asegúrese de cortar los alimentos en pedazos muy pequeños.
  • ¡La variedad es la clave! Asegúrese de que la dieta de su bebé incluya nuevos sabores y nuevas texturas de todos los grupos de alimentos.

¿Qué alimentos debo evitar en el primer año?

  • NO le dé alimentos como nueces, uvas, zanahorias crudas, uvas pasas, palomitas de maíz ni perros calientes porque su bebé corre el riesgo de atragantarse.
  • Evite la miel, que puede provocar botulismo del lactante, una enfermedad grave que puede provocar debilidad muscular y problemas respiratorios. 

¿Dónde puedo obtener más información?

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Compartir: